¿Qué contenedor escoger para el transporte de mi mercancía?

Después de hablar en un post anterior sobre qué medio de transporte elegir para nuestro envío internacional basándonos principalmente en el criterio económico, el más influyente para cualquier empresa, en este post vamos a centrarnos en elegir contenedor para un envío internacional entre la amplia gama que existe.

Aunque los medios de transporte son también numerosos, aquí nos referiremos principalmente en el transporte marítimo, ya que el 90% de los envíos mundiales se realizan por mar. De hecho, en este mismo instante hay más de 20 millones de contenedores viajando hacia numerosas localizaciones del globo. Aun así, los contenedores también se emplean en el medio terrestre y en el transporte multimodal.

Los contenedores son la base del transporte internacional desde su aparición en la década de los 50, hecho que cambió drásticamente la interconexión global y el mercado de exportaciones/importaciones. En la actualidad hay una diversa variedad de formatos de contenedor, donde el principal motivo para la decisión de uno u otro será el tipo de carga que queramos transportar.

Contenedores de uso generalizado

Comenzaremos con los dos contenedores que representan el 80% de los envíos marítimos, los conocidos como contenedores de propósito general, que son los estándares para envíos, ya que admite todo tipo de carga general. Sin ventilación ni refrigeración, los más comunes son el TEU, de 20 pies de profundidad, y el FEU, de 40 pies; aunque también hay contenedores de 30 pies. Son recipientes totalmente cerrados, donde los extremos se abren completamente para el acceso. Se pueden cargar tanto sustancias líquidas como sólidas y se emplean también en el transporte multimodal, dada la facilidad para desplazar estos recipientes y porque se pueden utilizar en cualquier país del mundo.

Las características que ofrece el contenedor de 20 pies, con 28 toneladas de capacidad y 33 metro cúbicos, lo hacen muy adecuado para envíos pesados o para compañías que no completan uno de mayor capacidad. El de 40 pies, por su parte, es capaz de cargar hasta 26 toneladas de mercancía y hasta 66 metros cúbicos, por lo que su uso principal está acondicionado para mercancías ligeras y aquellas que se transportan en grandes cantidades, como muebles, aparatos electrónicos o materiales, a modo de ejemplo. Por último, el contenedor de 30 pies se emplea cuando las dimensiones de las mercancías hacen imposible o poco rentable la utilización de TEUs o FEUs.

Otro de los contenedores más comunes en los envíos internacionales son los refrigerados (o Reefer Tanks, en su terminología inglés), que se emplean para mercancías que requieren ser transportadas de forma congelada o refrigerada, como frutas, verduras y otros alimentos. Los más sofisticados cuentan incluso con un sistema de control de CO2 para el correcto transporte de alimentos en su proceso de maduración.

En cuanto a los contenedores Dry Van, o de carga seca, y los Bulk (abiertos en su parte superior), son recipientes especiales principalmente utilizados para el transporte de graneles.

Gran variedad de contenedores

Cuando tratamos de cargar una mercancía excesivamente larga o que es imposible introducirla en un contenedor estándar, lo ideal será elegir un contenedor Open Side o de lado abierto. Como su nombre indica, permiten abrir un lateral del contenedor para introducir la carga de manera más sencilla, mediante un montacargas o cualquier otro método. También hay modelos abiertos en su parte superior.

El último de los recipientes que veremos será la caja móvil, muy utilizada en transportes multimodales formados especialmente por ferrocarril y transporte sobre camiones, comúnmente conocidos como piggy back. Este recipiente nació al simplificar el sistema canguro, el cual disponía de vagones con plataformas rebajadas para encajar los ejes de los semirremolques que se situaban sobre ellas. Aunque se asemeja al contenedor estándar, las cajas móviles normalmente no se pueden apilar y tienen un interior ligeramente más amplio.

Como hemos visto, existe una gran variedad de contenedores para mover las mercancías, por ello se hace necesario acudir a un profesional que pueda ofrecer el mejor servicio y asesoramiento. En este sentido, en Bilogistik contamos con una amplia variedad de servicios en todos los métodos de transporte y así atender las necesidades de cada envío: transporte de graneles y ferroaleaciones, servicios multimodales o consignación de buques, entre otros.

Contacta con nosotros