Bilogistik obtiene la certificación ISO 39001

La excelencia es la clave de la diferenciación y para una empresa, hacer las cosas bien supone estar un peldaño por encima de la competencia. Pero ¿cómo medir esta excelencia? Uno de los indicadores más extendidos son los certificados de calidad, cuya consecución es a la vez un logro y una oportunidad de crecimiento.

Vamos a hablar concretamente de los documentos acreditativos imprescindibles para el sector del transporte y la logística. Estos garantizan el cumplimiento de normas de calidad y seguridad estandarizadas, algo que en Bilogistik nos tomamos muy en serio, por lo que disponemos de todas las certificaciones que mencionamos a continuación.

ISO 39001 (Gestión de la Seguridad Vial)

La norma ISO 39001 es la más reciente de las certificaciones que ha recibido Bilogistik y es un estándar muy importante para las empresas de transporte y la logística, por su relación directa con las vidas humanas. Y es que esta es una norma que recoge los estándares a cumplir si se quiere adoptar un Sistema de Gestión de la Seguridad Vial (SV), también conocido como Road Traffic Security (RTS).

El objeto de este sistema es concienciar y formar a la plantilla en materia de seguridad en las carreteras, incrementando la seguridad y minimizando los riesgos de accidentes que pongan en peligro la vida humana. Entre los hábitos más comunes que rigen este sistema está el uso estricto del cinturón de seguridad, el absoluto respeto a las normas de tráfico y la correcta fijación de la carga.

La ISO 39001 es una de las normas ISO más relevantes en global, ya que no sólo es una distinción para la empresa, sino que supone un beneficio para toda la sociedad.

ISO 9001 (Gestión de Calidad)

Tal vez la norma más conocida, porque atañe a casi cualquier tipo de empresa. Establece los requisitos a cumplir para implantar un sistema de gestión de calidad dentro del esquema productivo de una empresa. Dicho de otro modo, el certificado garantiza que los bienes o servicios de la empresa estarán sometidos a pruebas que certifiquen su calidad.

El sistema de gestión de calidad a implantar dependerá de los objetivos de la empresa, su actividad y los requisitos que establezcan sus clientes. Pero en cualquier caso, supone orientar la actividad de la empresa hacia la mejora continua. Se trata de una norma muy importante porque pone el foco en el cliente, que sabe que puede confiar en el servicio que se le ofrece.

ISO 14001 (Gestión Ambiental)

La norma ISO 14001 rige el estándar internacional de Sistemas de Gestión Ambiental. Las empresas que se certifican con ella, demuestran que llevan a cabo su actividad productiva según unos estándares de materia medioambiental, promoviendo la protección del medio natural y previniendo la contaminación.

Requiere de estudios previos del impacto de la actividad tenga en la naturaleza para adoptar un sistema que ayude a la consecución de unos objetivos. Estos objetivos deben ser coherentes y realistas, no simples buenas intenciones. Así, quien cuente con este distintivo puede asegurar al cliente que su empresa cumple en materia medioambiental, un aspecto cada vez más valorado.

OHSAS 18001 (Gestión de la Seguridad y Salud Laboral)

Esta norma relativa a la seguridad y la salud en el trabajo, hace hincapié en crear las mejores condiciones de trabajo en una organización para reducir la siniestralidad. Entre sus requisitos está identificar los riesgos, gestionarlos y fomentar entre el personal buenas prácticas laborales.

Todo ello redunda en un ambiente de trabajo más seguro, en el que se minimizan los accidentes y las bajas por enfermedad, lo que a su vez disminuye costes y ayuda a la eficiencia de la empresa. Se consigue así mejorar la imagen interna y externa, tanto para ofrecer mayor garantía al cliente como de cara a la sociedad.

De las certificaciones ISO hacia la mejora continua

La obtención de estos certificados supone grandes beneficios para las organizaciones. Entre ellos, la mejora de la imagen externa y la confianza en la empresa, el aumento de la productividad, la simplificación de la toma de decisiones y, por supuesto, el incremento del volumen de negocio. Por ello, desde Bilogistik continuamos en nuestro compromiso por la mejora constante, ratificado con todas las certificaciones obtenidas, incluyendo la más reciente, la ISO 39001.

Contacta con nosotros