Smart Ports: los puertos del futuro

En la actualidad, los puertos marítimos representan uno de los centros de logística más relevante para cada territorio ya que, según cifras de la Organización Mundial del Comercio (OMC), más del 80% de las mercancías mundiales se transportan mediante esta vía. En España, tradicional país de costa y puerta del Mediterráneo, la actividad portuaria ocupa a 11 millones de personas con un movimiento anual de 3 millones de contenedores, tal y como arrojan los datos de Puertos del Estado.

En una coyuntura de constante cambio, innovación y evolución, los puertos son una pieza más del mecanismo global que se encuentra en esta constante transformación. Así nacen los conocidos como Smart Ports, un término que aún no posee una definición precisa fruto de la novedad de esta terminología, pero que diseccionaremos a lo largo de este artículo.

El concepto de Smart Port, o puerto inteligente según su traducción en castellano, propone el uso de tecnologías para transformar los distintos servicios públicos de los enclaves portuarios en servicios interactivos. ¿Objetivo? Satisfacer las necesidades de los usuarios de los puertos con mayor eficiencia, transparencia y valor.

Esta implantación tecnológica permitirá, por ejemplo, instalar cámaras a la entrada del puerto para que registren las matrículas de los vehículos entrantes y salientes, monitorizar las colas de los camiones en las entradas de las terminales con el fin de planificar el tráfico interno del puerto, o también incluir sistemas de previsión y alertas de seguridad (como la previsión de temporales a modo de ejemplo).

Así pues, este concepto gira en torno a dos ideas tan actuales como necesarias en este nuevo contexto global y social: eficiencia y aprovechamiento de los recursos. La inserción de medidas tecnológicas influirá directamente en los distintos servicios y productos de las terminales portuarias, ya que, además de facilitar y optimizar la gestión portuaria, permitirá obtener un mayor rendimiento de los bienes de que disponga cada dársena.

Beneficios

Los puertos inteligentes giran alrededor de conceptos que ya suponen un beneficio directo para todos los usuarios y clientes de las terminales portuarias, pero aquí van algunos otros puntos a favor, según explican los expertos:

  • Mayor rentabilidad comercial: la eficiencia del transporte marítimo y su gestión en el puerto impactarán sobre el precio final de los productos y servicios.
  • Transformación institucional: la gestión de los puertos depende de distintas administraciones públicas como la marina mercante, aduanas o la seguridad pública; algo que se verá simplificado y automatizado.
  • Transformación digital: no solo a la hora de optimizar la carga, descarga, estiba, almacenamiento, etc., sino que permitirá también detectar diferentes riesgos en el transporte marítimo como climatología adversa o altos niveles de contaminación.

Un futuro muy actual

La introducción de tecnología en los distintos puertos del mundo no es un concepto futurista, ya que no son pocas las iniciativas, proyectos y programas los que ya están en marcha para el desarrollo de medidas tecnológicas para los enclaves marítimos. De hecho, algunos expertos creen que estos puertos serán exclusivamente los que podrán subsistir en un futuro no muy lejano, ya que serán los únicos que atiendan la demanda de alta productividad y necesidad ecológica, a la vez que se mantienen unos costes sostenidos.

Algunos casos reales en España que ya están trabajando en este concepto de Smart Port son el puerto de Sevilla, que aspira a optimizar los tráficos de los buques con el proyecto Tecnoport; el de Vigo, implicado en la eficiencia energética y monitorización de atraques con el sistema Smart Viport; o el de Barcelona, centrado en la innovación de aspectos logísticos con el programa Port Challenge.

No son los únicos, ni mucho menos. También son “smart” (o están en proceso de) el puerto de Rotterdam (Holanda), el de Hamburgo (Alemania), el de Singapur (al que han puesto el sobrenombre de “puerto conectado”), los chinos Shenzhen y Shanghái, Los Angeles y San Diego (EEUU)…

Es un futuro que ya está aquí y al que hay que sumarse para poder evolucionar. De ahí que nuestra empresa, Bilogistik es conocedora de las últimas tendencias y tecnologías para aplicarlas al servicio logístico optimizado, integral y completo que ofrece a todos sus clientes.

Contacta con nosotros