La autopista ferroviaria entre España y Francia, cada vez más cerca

Administraciones y empresas españolas y francesas han dado recientemente varios pasos para el establecimiento de servicios internacionales de Autopistas Ferroviaria (AF) entre ambos países. Así lo atestigua, por un lado, la reunión celebrada el pasado mes de marzo en Vitoria del grupo de trabajo hispano francés para la mejora de las conexiones ferroviarias entre ambos países y, por otro, la publicación de una convocatoria de manifestaciones de interés para el establecimiento de servicios internacionales de AF en los ejes Atlántico y Mediterráneo. ¿Qué significa esto? Vayamos por partes.

Qué es una autopista ferroviaria

Y lo primero es saber qué es una autopista ferroviaria. Para ello tomamos como referencia la definición del Ministerio de Fomento, que dice que son los “servicios de transporte ferroviario de mercancías que transportan por la red, sobre vagones especializados […], con una alta frecuencia de servicios y en condiciones de fácil acceso para los transportistas por carretera”.

Estos servicios constituyen un segmento del transporte combinado del transporte carretera-ferrocarril, porque los trenes pueden ser completados con cargas de otra naturaleza (como por ejemplo cajas móviles, contenedores, vehículos comerciales…), y son complementarios al transporte de mercancías directamente por carretera, en la medida en la que su uso por los cargadores no requiere una adaptación específica de los camiones.

Qué se necesita

Para sacar un proyecto de transporte de tal magnitud es necesario establecer las necesidades, requisitos y objetivos de ambos estados; de ahí la reciente reunión del grupo de trabajo hispano-francés en Vitoria. Y, además, antes de avanzar en el establecimiento de estas AF es necesario sondear el mercado y definir las características de los servicios y el modelo óptimo de negocio. De ahí la convocatoria de manifestaciones de interés que hemos mencionado anteriormente, que se ha hecho pública tanto en España como en Francia.

Así, ambos Estados han iniciado la fase de tanteo a distintas empresas que podrían hacer uso de una autopista ferroviaria, cuya implantación sería en dos ramales: a través de Hendaya, en el Atlántico, y por Perpignan, en la vertiente Mediterránea.

En esta fase, los diseñadores y fabricantes de material rodante deberán ofrecer a España y Francia los elementos necesarios para definir y orientar mejor sus políticas en materia de infraestructuras. ¿El objetivo? Conocer la naturaleza y las características del material rodante actualmente disponible o que podría estar disponible en el futuro; y las condiciones en la que sería posible disponer de estos materiales para la prestación de los servicios. El plazo para esta primera parte se ha establecido para finales de junio. A partir de ahí, y tras el análisis de los datos, se abriría otra convocatoria para concretar las características de las propuestas de las firmas interesadas.

¿Qué supone la autopista ferroviaria?

Con esta autopista ferroviaria, el flujo terrestre entre ambos países se vería incrementado y marcaría un precedente en España como iniciativa inédita hoy en día. Además, la introducción de esta autopista ferroviaria ayudaría a descongestionar los pasos de carretera en Irún y la Junquera, por donde han pasado 35,3 millones de toneladas de mercancía en lo que va de año según datos de la administración pública. A su vez, los datos revelan que también contribuiría al reparto del flujo de mercancías, ya que por el medio marítimo se han transportado, en lo que va de año, hasta 60,7 millones toneladas de mercancía, mientras que el ferrocarril ha movido 2,3 millones de toneladas.

En este enlace ferroviario entre España y Francia, además de montar los camiones completos directamente sobre el tren, también podría cargarse solo el remolque o incluso ser completados con otro tipo de cargas, algo que impulsa al proyecto y aumenta el atractivo para las empresas logísticas nacionales y europeas.

Las autopistas ferroviarias darán un gran impulso al sector de transporte y las empresas tendrán que estar preparadas para afrontarlo. En este sentido, desde Bilogistik ofrecemos ya un servicio de colocación de los contenedores o semirremolques en el tren para el transporte de mercancías, combinándolo además con otros medios de transporte, para ofrecer el mejor precio con la máxima rapidez mediante el transporte multimodal.

Contacta con nosotros